Actualidad

ENTREVISTA

Elías Bendodo: “Sánchez ya usó en Andalucía la carta de Vox y le salió mal”

El director de campaña del PP prepara la próxima cita electoral

Elías Bendodo.
Elías Bendodo.
Jorge París

Usted cree que la ciudadanía votará en clave nacional en las elecciones del 28 de mayo o cree que se valorará la gestión municipal y autonómica?

—La gente aprende a distinguir una urna de otra, pero estas elecciones van a estar muy influidas por la política nacional: el Gobierno ha impregnado toda la política territorial con sus decisiones. La temperatura está muy alta por las medidas sobre la sedición, abaratando las penas por corrupción o la ley del ‘solo sí es sí’.

¿Qué busca Feijóo con los fichajes de políticos alejados del PP de Casado, como Borja Sémper e Íñigo de la Serna?

—Hay que reconocer a Feijóo la capacidad de recuperar talento.

¿También moderación?

El PP es el partido moderado de España, en el que confluyen diferentes sensibilidades. Íñigo, Borja o incluso Cuca [Gamarra] y yo mismo hemos entendido siempre la política desde la centralidad.

¿Y no dejan al descubierto el espacio de derecha de cara a Vox?

—No. El PP representa también esas sensibilidades.

¿Ya no les supone una amenaza como en las últimas elecciones?

—Nos vamos a trabajar al electorado del Vox para que vote al PP. No estamos en el mismo espectro ideológico, pero sí en el entorno. Y anhelamos que mucho votante de centro izquierda, desencantado con el sanchismo, vea en el proyecto de Feijóo una oportunidad de regeneración.

Tras la polémica en Castilla y León, ¿el PP ha aprendido alguna lección para gobernar en coalición con Vox?

—El presidente de Castilla y León ha hablado muy claro y ha zanjado la polémica. No hay imposición de ningún protocolo antiabortista. En cualquier caso, hay que tener muy pocos escrúpulos para enarbolar la bandera de la defensa de las mujeres cuando tenemos casi 200 rebajas de condenas a agresores sexuales. Este es el verdadero drama y Sánchez no quiere resolverlo.

¿Asumen el riesgo de que en mayo se pase ese descontento con el ‘solo sí es sí’ y las reformas de corrupción y sedición?

—Las barbaridades han sido tan grandes que las consecuencias durarán meses. Cada día un violador o agresor sexual ve reducida su condena o sale a la calle, ya van 140. ¿A qué número hay que llegar para que rectifiquen? Y no solo no lo hace, sino que hace chistes, como la secretaria de Estado de Igualdad, que debería irse. También se prevé que muchos abogados empiecen estos días a pedir rebajas de condena por malversación.

El Gobierno asegura que no va a salir ningún corrupto conocido.

Cuando el Gobierno niega algo, es la antesala de que se produzca. Muchos abogados van a pedir revisiones de condenas y los jueces solo pueden aplicarlo. Sánchez sacó estos cubos de la basura a final de año porque cree que la gente en Navidad no habla, pero los españoles tenemos buena memoria y estas cosas se van a recordar.

Si el 28-M no consiguieran ningún territorio controlado ahora por el PSOE -como Valencia, Aragón, Castilla-La Mancha, Extremadura o Baleares-, ¿sería un fracaso?

—El PP no descarta ninguna victoria. La mayoría absoluta en Andalucía significa que el PP no tiene techo y puede ganar en cualquier lugar. Por eso, hemos tardado en elegir a los candidatos, buscamos perfiles con opciones reales de ganar.

Si Sánchez apostara todo a una carta, la de ‘o Vox o yo’, ¿cuál será la réplica del PP?

—No lo hará porque lo hizo en Andalucía y le salió mal. La pregunta que se tienen que hacer los españoles es: ‘Sánchez o no Sánchez’.

¿Temen que una caída de Cs pueda dificultar un gobierno de derechas?

Cs prestó un servicio a la sociedad representando unos valores centrados en el liberalismo que hoy están perfectamente representados en el proyecto de Feijóo. Por eso, muchos dirigentes de Cs están incorporándose progresivamente al PP. La casa del PP está abierta al talento, no al aluvión.

El Gobierno da por finalizada la crisis económica, aunque hay familias que no piensan igual.

El Gobierno solo acierta cuando rectifica. Una vez más ha rectificado y ha copiado las medidas del PP en la rebaja del IVA de los productos básicos. Nos parece bien, pero que copie bien porque nosotros incluíamos la carne, el pescado y las conservas. Y votaríamos a favor si las incluyen. El Gobierno de la España oficial cree que la España real es tonta porque el mismo día que anuncia que baja el IVA de algunos productos básicos le quita la subvención del combustible.

Y lo sustituyó por un cheque de 200 euros a familias vulnerables.

—¿Cómo le explicas a un ciudadano que no llega a fin de mes que le das una ayuda de 200 euros, pero a sus hijos les das 400 para ocio y cultura? El Gobierno hace electoralismo con los Presupuestos de todos.

Feijóo inició su andadura poniendo el foco en lo mal que iba la economía. ¿Mantienen esta idea?

—La España real sufre las consecuencias de la nefasta gestión económica del Gobierno. La permanente subida de impuestos hace que la situación sea mala. Somos el único país, junto a la República Checa, que no ha recuperado su capacidad económica prepandemia.

Con Pumpido ya en la presidencia del TC, ¿la idea del referéndum en Cataluña tiene alguna posibilidad de prosperar?

—Estaremos muy atentos. Esto son episodios de una hoja de ruta de Sánchez. A Pumpido solo le pedimos que tenga un rumbo y un criterio: la Constitución. Y que resista ante la intención de Sánchez de influir en el TC, que debe ser independiente.

¿Cree que habría movimientos ya o Sánchez esperaría a las próximas elecciones?

—Me remito a las palabras del presidente Pere Aragonès, que ha dicho, textual, que una vez eliminada la sedición y rebajada la malversación, el siguiente paso sería hablar de un referéndum. No sé cuándo será, pero lo ha dicho.

Llarena ha aceptado aplicar la derogación de la sedición a Puigdemont. ¿Verá este país una vuelta de Puigdemont sin entrar a la cárcel?

—Otro episodio más de la hoja de ruta, pactado entre el independentismo catalán y el Gobierno. Si a esta situación se refería Bolaños cuando dijo que el ‘procés’ había terminado es al revés: harán lo mismo por otras vías con más garantías, porque lo que era delito cuando lo hicieron ahora o no lo es o sale más barato.

En caso de que prospere la ley de Vivienda, ¿los candidatos del PP se comprometerían a utilizar las herramientas para regular el precio de los alquileres?

—A ver en qué queda la ley. Lo que hemos aprendido en el PP, y se lo recomendamos a los españoles, es leerse la letra pequeña de toda ley o decreto del Gobierno. Un ejemplo: la reducción del IVA de los productos básicos. Solo entra en vigor mientras la inflación de esos productos esté por encima del 5%. Puede que en un mes o dos meses, se acabe. Otra trampa al solitario.

El Parlamento Europeo visita España esta semana para conocer el destino de los Fondos Europeo. ¿Qué nota cree que pondrá?

—Han sido una gran oportunidad para muchos países, pero aquí ha sido una ocasión perdida. El Gobierno no ha tenido la capacidad de aprovecharlo. Hablas con empresarios, con autónomos… y ellos no han visto los fondos europeos.

​“Aragón se convertirá en las elecciones del 28-M en una de las palancas del cambio en España”

¿Cómo valora la apuesta del PP-Aragón por Chueca para el Ayuntamiento de la capital?

Natalia Chueca es una gran candidata que ha hecho una muy buena labor con Jorge Azcón como su mano derecha; una persona conocida y valorada ahí, por lo que estoy convencido de que va a renovar la confianza de los zaragozanos.

¿Y en cuanto a Aragón?

—Tengo claro que Jorge Azcón va a conseguir la presidencia de la DGA y que Aragón se convertirá el 28-M en una de las palancas del cambio en España.

Pero el PSOE cuenta en Aragón con Javier Lambán, que junto a García Page en Castilla-La Mancha representan un PSOE moderado.

—Es una pose. Ni Lambán ni Page ni Puig ni Vara pueden desprenderse del lastre que les supone Pedro Sánchez. Ellos son los candidatos de Sánchez en sus territorios.

La dirección del PP se reúne hoy con Adanero y Sayas, que empezaron la legislatura como diputados de UPN en el Congreso. ¿Qué les van a ofrecer?

—Se trata de una reunión para analizar de manera formal su posible integración en el PP y trabajar por un proyecto alternativo al del PSOE cogido de la mano de Bildu. O peor aún: un proyecto en el que el sanchismo se ha cogido de la mano de Bildu. Ya hemos dicho que el PP es un partido de puertas abiertas, para entrar y para salir.

Etiquetas