Comarcas

SECTOR PRIMARIO

El PP de Huesca pide la dimisión del ministro de Consumo

El presidente provincial de los 'populares', Gerardo Oliván, ha indicado que las declaraciones de Alberto Garzón exigen una "rectificación inmediata"

Gerardo Oliván, presidente provincial del PP
Gerardo Oliván, presidente provincial del PP, en rueda de prensa.
Pablo Segura

El presidente provincial del PP, Gerardo Oliván, ha anunciado que el Partido Popular va a poner en marcha una campaña a nivel nacional en relación a la crisis que ha generado el ministro de Consumo, Alberto Garzón, por las declaraciones realizadas recientemente al periódico británico The Guardian en las que aludía a que España "exporta carne de mala calidad" y que "ponen en duda y en riesgo a un sector clave para España y el Alto Aragón". Para ello, los populares van a plantear diferentes propuestas de resolución en la instituciones de la provincia de Huesca "exigiendo al presidente del Gobierno la rectificación inmediata o el cese del ministro por sus reiterados ataques hacia un sector como es el cárnico". También pedirá al ministro de Agricultura, Luis Planas, que "desmienta inmediatamente las afirmaciones del  ministro de Consumo y ponga en marcha una campaña nacional e internacional en defensa y apoyo del sector ganadero para que éste avance".

En su comparecencia a los medios, el presidente provincial ha destacado que "el sector agroalimentario supone el 16 por ciento del PIB en el Alto Aragón".

"Es un sector pujante, innovador que ha sufrido una gran modernización en los últimos años y que en estos años de crisis ha garantizado los productos de primera necesidad a todos los altoaragoneses además de sostener el empleo", ha recalcado.

En relación a la industria cárnica, se ha referido a que suponen 3.641 empresas de las cuales el 67 % corresponden a explotaciones familiares de menos de seis trabajadores "que además de crear riqueza y empleo fijan población en el medio rural".

Además ha defendido que el sector cárnico cumple con todas las normativas de bienestar animal, seguridad alimentaria y calidad alimentaria.

Por ello, ha indicado que la misión del ministro del Consumo "es proponer un margen de mejora y poner en marcha medidas para favorecer ese mercado en el mundo".

Y ha dejado claro al presidente del Gobierno que "la carne española no es mala ni viene de animales maltratados y gracias al esfuerzo del sector, España es un referente mundial en la producción de carne".

Etiquetas