Cultura

CÓMIC

Javier Marquina: “No sería el guionista que soy sin Abraxas”

El autor presentó en Másdelibros la segunda parte de su primer cómic, firmado de nuevo junto a Ertito Montana

Javier Maquina presentó su cómic en Másdelibros.
Javier Maquina presentó su cómic en Másdelibros.
S.E.

Igual de delgado, de chulo y de macarra, pero con ganas de venganza... Así vuelve Abraxas, un elfo con poderes divinos que, tras debutar en el cómic en 2018, vuelve a conquistar el noveno arte con un segundo tomo en el que los lectores podrán encontrar “todo lo que pudieron ver en la primera parte, pero multiplicado por cinco”.

Lo dice el guionista Javier Marquina (Huesca, 1975), creador del personaje junto al dibujante Ertito Montana, que el sábado presentó este trabajo en la librería oscense Másdelibros.

Abraxas, haber elegido muerte es “un reto en el que he intentado llevar todo lo que hizo a la primera parte especial a su máxima expresión”, señala. Por eso, los ingredientes son “más referencias, más violencia, más locura y más macarrismo”, describe.

“Es una segunda parte literal, canónica, que continúa directamente a la anterior y que no se puede entender sin haber leído la primera, así que cuento con que todos los aficionados al elfo la disfruten y se diviertan como nunca”, desea.

Javier Marquina cree que la “evolución real” de Abraxas sucedió en su debú, donde “se define el personaje y acaba siendo lo que tiene que ser”.

En cambio, en el segundo cómic el protagonista “se limita a ser consecuente con lo que es y a actuar tal y como esperaríamos que hiciera”, avanza.

“Cuando creas héroes icónicos hacerlos crecer y evolucionar es complicado y, a veces, contraproducente. Pero eso no quiere decir que a Abraxas no le pasen cosas, sino todo lo contrario. Le pasa de todo. Es solo que cuanto más cambian las cosas a su alrededor, cuanta más presión ejerces sobre él, más reconocible se vuelve”, sostiene.

Volver a narrar los mundos del superhéroe para que Ertito Montana los dibujara ha sido “divertido, como siempre”, porque es un artista “con un sentido del ritmo y de la narrativa increíble, que se ajusta siempre a los guiones que le escribes con una eficacia que pocos pueden igualar”.

“Da igual lo que le pidas, él encuentra la manera de hacerlo y plasmarlo de la mejor forma posible. Qué voy a decir si ya es la segunda vez que nos metemos en el lío monumental que es hacer un cómic y hemos salido vivos para contarlo”, exclama.

Siendo esto una segunda parte, “la edición tenía que mantener una línea editorial clara y coherente para poder colocar los dos tomos juntos en la estantería y que no nos diera un infarto a todos aquellos que sufrimos de TOC”, señala.

Así que “hemos seguido los mismos esquemas en cuanto a maquetación, tamaño y portada, para dar una sensación de serie aún mayor”, especifica.

“El cómic, al igual que la primera parte, ha quedado estupendo”, comenta, agradeciendo la labor de GP Ediciones.

Abraxas, el principio de todo

Abraxas fue “el principio de todo” para el guionista, que hasta su primer cómic estaba ligado a este mundo como divulgador.

Ganador del Premio del Cómic Aragonés y del Premio Tan al Mejor guion por este debú, Marquina confirma que este tebeo fue “el que abrió la lata“ y le lanzó a este mundo increíble.

“Le tengo un cariño especial, tanto al cómic como al personaje y, de alguna forma, Abraxas es mi álter ego, la figura icónica que me representa en el mundo de la cuatricromía”, comenta.

Escribir esta obra fue un proceso “fascinante y divertido”, algo que surgió “de manera natural” y que le demostró que podía hacerlo, aunque ni él mismo creía demasiado en ello.

“Además, ganar el premio en el Salón del Cómic de Zaragoza fue como vivir un sueño. Un espaldarazo imprescindible que me ha llevado de la mano durante estos últimos años escribiendo cómics. Estoy seguro de que no sería el guionista que soy sin Abraxas”, destaca.

Y es que este personaje forma parte de su sello personal y se está convirtiendo “en alguien reconocible” y que le ha dado -”y espero que me siga dando”- muchísimas alegrías. Y seguro que así será, porque Abraxas está pensado como una trilogía: “Hay una historia que contar y estoy seguro de que la contaremos. Lo que no sé decirte es cuándo, pero lo haremos. Palabra de guionista”, sentencia.

Etiquetas