Deportes

Gimnasia Rítmica

Inés Bergua confirma la décima plaza en Bakú

El conjunto español sigue subiendo sus notas, pero no disputará las finales por aparatos este domingo

Inés Bergua (derecha), junto a sus compañeras en Bakú.
Inés Bergua (derecha), junto a sus compañeras en Bakú.
RFEG

Inés Bergua y sus compañeras de la selección española de gimnasia rítmica han confirmado este sábado su décima plaza en la clasificación general de la Copa del Mundo de Bakú (Azerbaiyán), donde no disputarán las finales por aparatos de este domingo.

Tras haber obtenido 54,15 puntos en Sofía (Bulgaria) y 56,25 en Tashkent (Uzbekistán), el equipo nacional ha subido hasta 70,75 en la tercera prueba importante de la temporada, en la que ha protagonizado un enorme salto de calidad.

Después de una primera jornada triunfal, la oscense y las gimnastas de la selección han salido este sábado más nerviosas en el ejercicio de aros y mazas, en el que han cometido tres fallos importantes.

El primero de ellos ha llegado con una inesperada caída de aparato que ha provocado, a su vez, que las españolas no hayan podido realizar un equilibrio dorsal de 0,5 puntos.

Siempre luchadoras, las gimnastas se han recuperado enseguida del error y han continuado a buen ritmo hasta que, segundos antes de terminar el montaje, han tenido una salida del tapiz, con la consiguiente penalización de 3 décimas.

Pese a los fallos, el equipo ha obtenido su mejor nota de la temporada en el mixto con 33,35 (27,6 en dificultad y 6,05 en ejecución).

Como curiosidad señalar que la puntuación inicial era 33,25, pero el cuerpo técnico ha reclamado la nota y, tras la revaluación de las jueces, España ha arañado 0,1 más.

Bulgaria se ha proclamado campeona con 88,15, seguida de Italia (84,25) y Bielorrusia (81,9). Las tres potencias lucharán este domingo en las finales por aparatos, en las que solo entraban los ocho mejores países de los diecisiete participantes.

La próxima competición de la selección española de gimnasia rítmica será la Copa del Mundo de Pésaro (Italia), que se disputa del 28 al 30 de mayo. 

García y Berezina, lejos de la clasificación olímpica

Natalia García, en uno de sus ejercicios.
Natalia García, en uno de sus ejercicios.
RFEG

Las españolas Natalia García (84,1) y Polina Berezina (83,7) han terminado vigésimo cuarta y vigésimo sexta, respectivamente, en la Copa del Mundo de Bakú.

Debido a varios errores, las gimnastas han perdido las opciones de conseguir una plaza para Tokio 2020 en las Copas del Mundo, aunque una de ellas tendrá una última oportunidad en el Europeo de Varna (Bulgaria).

Por lo demás, la categoría individual ha estado llena de sorpresas con el triunfo de la rusa Daria Trubnikova (98,8), que ha sido aupada por las jueces hasta la primera posición tras los fallos garrafales de las favoritas, su compatriota Lala Kramarenko (97,6) y Linoy Ashram (96,575), tercera y quinta, respectivamente.

Una vez más, la búlgara Boryana Kaleyn (98,525) se ha tenido que conformar con la medalla de plata, pese a ser la gimnasta más brillante de la competición.

Etiquetas