Baloncesto

BALONCESTO / LEB ORO

La efectividad y Moore, claves de la buena forma de Levitec Huesca

Los de Óscar Lata promedian más de 80 puntos por partido en la segunda fase

Mike Moore ha anotado 54 puntos en 73 minutos, abanderando el juego ofensivo del Levitec.
Mike Moore ha anotado 54 puntos en 73 minutos, abanderando el juego ofensivo del Levitec.
Lucía Valenciano Salvanés

El Levitec Huesca se encuentra en su mejor momento de la temporada. Después de completar una irregular y complicada primera fase, desahuciado de los puestos de arriba y con pocas opciones de mantener la categoría, los de Óscar Lata han rescatado las esperanzas de continuar en Leb Oro venciendo en dos de los tres partidos en la lucha por la permanencia.

Una de las claves en el reenganche al barullo por la salvación ha sido la creación de más situaciones de tiro y, por supuesto, la conversión de estas buenas posiciones en puntos. En liga regular, el Peñas sudaba sangre para sobrepasar la barrera de los 70 puntos -promedió 69,9 por partido-, llegando a acabar dos de sus encuentros con 50 míseros puntos. Y con estos paupérrimos números es imposible ganar en Leb Oro.

En los tres primeros partidos de esta nueva y última etapa de la temporada, los altoaragoneses han promediado 81,7 puntos, registrando como mínimo 78 puntos en el choque que perdieron contra Melilla. En el Palacio de Deportes, se han alcanzado los 80 puntos en ambos duelo: ante Tizona, 87 y 80 justos en la visita de Cáceres.

Esta revolución ofensiva tiene nombre y apellido: Michael Moore. No se trata del laureado cineasta, pero su llegada ha propiciado un giro de guion omnímodo, de película, en la temporada del Levitec. En sus 73 minutos repartidos en tres partidos, ha anotado 54 puntos, con una efectividad del 51,4%.

Sus estadísticas no solo han aportado a nivel individual, sino que su buena forma se ha impregnado en el juego de sus compañeros. El equipo ha pasado de anotar el 42,3% de los tiros de campo antes de su llegada a convertir un 46,4%.

Jorge Lafuente, Kimbal Mackenzie y David Cubillán se han beneficiado de jugar con el ala-pívot estadounidense. El oscense, con Moore, ha convertido el 57,1% de sus intentos cuando en temporada regular tan solo lograba el 40’7%.

Las estadísticas de Mackenzie también agradecen la presencia de Mike en la pista: anotaba algo más de uno de cada tres tiros (34,6%), y ahora enchufa el 44% de sus lanzamientos, con los que ha registrado 32 puntos en tres encuentros.

El venezolano Cubillán, que ya tenía buenos números en el lanzamiento antes de la incorporación de Moore, también ha notado un incremento en su rendimiento. En temporada regular consiguió convertir el 48,9% de sus tiros. En esta segunda ronda ya anota más de la mitad de los intentos (54,2%), y sus puntos logrados son idénticos a los de Mackenzie, 32.

Aunque los tiros de dos puntos han mejorado tímidamente en esta fase de permanencia, donde más se ha notado la mejora en el lanzamiento ha sido en la línea de tiro libre y en la larga distancia.

En los tiros de uno, los peñistas han logrado pasar del 72,2% al 80,9%. Esta mejora es un factor más emocional que de juego, y demuestra que el equipo tiene una mayor capacidad de concentración, algo que también se ha notado en las labores defensivas.

La larga distancia también ha aumentado en 4 puntos, pasando de encestar el 34,1% de los tiros desde los siete metros, a anotar el 38,2%. Por su parte, este incremento revela una gran mejoría en la circulación de pelota, creando espacios y liberando jugadores para conseguir óptimas posiciones de lanzamiento. 

Etiquetas