Balonmano

BALONMANO - ASOBAL

Bada Huesca, lastrado por la dificultad para rematar partidos

El equipo volvió a atrancarse cuando mejor se le ponía, como le había ocurrido en casa contra Torrelavega y en la primera jornada con Granollers

Miguel Gomes lanza a portería en el encuentro contra el Valladolid.
Miguel Gomes lanza a portería en el encuentro contra el Valladolid.
LOF

El Bada Huesca sufrió en Valladolid su segunda derrota de la temporada en las tres jornadas iniciales y repitió, en buena medida, los problemas de los encuentros anteriores, tanto ante Granollers como en casa con Torrelavega, salvando distancias y resultados.

Los oscenses están teniendo dificultades para manejar momentos claves de partido y, sobre todo, de rematar o acercarse a la victoria cuando las situaciones son favorables.

En los tres partidos se ha encontrado el equipo problemas cuando las circunstancias parecían más favorables.

En Valladolid fue con un 16-19 y un 17-20 a favor cuando le sucedió. Tuvo el equipo ocasión de poner distancias de cuatro goles respecto a su rival, pero lo que le ocurrió es todo lo contrario, que se atascó y se secó su anotación. En este caso, gran parte del problema estuvo en los fallos de lanzamiento. Y es que el equipo consiguió llegar a lanzamientos claros ante el cambio a defensa 5:1 de Valladolid, pero Yeray Lamariano enlazó cinco paradas a lanzamientos de 6 metros, de contraataque e incluso de 7 metros, con el equipo atascado en 20 goles y, además, perdiendo un par de balones. Fueron más de siete minutos sin marcar un gol. El partido no se escapó, pero Valladolid tomó la iniciativa, aunque aún hubo algunos empates, y acabó llevándose el duelo, con Bada fallando en los instantes finales tanto en ataque, con nuevas pérdidas, como en defensa, donde no pudo parar al pivote, al que había controlado bien todo el partido.

En la primera parte con 5-8 el equipo también tuvo un problema de atasco, fallos de lanzamientos y pérdidas que niveló el choque.

Algo parecido sucedió en la jornada anterior con Torrelavega en Huesca. Aunque Bada sacó la victoria adelante, se complicó por jugar mal las superioridades y tuvo problemas para gestionar una ventaja clara.

Y en la primera jornada en Granollers, salvando las distancias, se dio algo parecido. Acabó perdiendo con más claridad, pero también sufrió el equipo un bajón cuando mejor estaba, en la primera parte poniéndose por delante. Un atasco de muchos minutos sin marcar en el final de la primera parte le penalizó.

El equipo, que por tramos ha mostrado buen juego, muy similar al de la pasada campaña, debe ahora mejorar en la gestión de esos minutos problemáticos y, sobre todo, ser capaz de mantener el tono atacante, aprovechar sus lanzamientos favorables y evitar pérdidas de balón. 

Etiquetas