SD Huesca

SD HUESCA

El Huesca le "puede meter mano" al Barcelona

Mikel Rico habla sobre la derrota ante el Celta, marcada por el error de dejar correr a "un equipo que corre bien" y un fallo en el balón parado

Mikel Rico, Pulido y Siovas celebran el primer gol del Huesca contra el Celta, obra de Siovas
Mikel Rico celebra el primer gol oscense junto al goleador Siovas y Jorge Pulido.
La Liga

"Hoy, mal día". Así ha amanecido este lunes la plantilla azulgrana tras la dolorosa derrota de ayer ante el Celta de Vigo (3-4), en un partido que se decantó de lado gallego como pudo haberlo hecho de lado altoaragonés. "Todavía está fresco en la cabeza el partido de ayer. El día de después siempre es complicado", ha reconocido Mikel Rico, quien ha lamentado el "partido loco" en el que se escaparon tres puntos vitales para aguantar la categoría.

"Fue un partido de muchas ocasiones, de ida y vuelta, no hubo control por parte de ninguno de los dos equipos. Sí que es verdad que nosotros cometimos errores y cosas que no estamos fallando", ha valorado el centrocampista vasco. Uno de esos errores, ha dicho, fue dejar "correr al Celta, que es un equipo que corre bien". En la primera acción en la que los atacantes celtiñas tuvieron campo para correr, corrieron, y Santi Mina no perdonó.

Otro de los fallos que ha destacado Mikel Rico es "una jugada a balón parado". Error que ayer acabó con el gol de Hugo Mallo y que el pasado fin de semana significó el empate de Diop ante el Éibar. Un punto conseguido de los últimos seis jugados por culpa, entre otras cosas, del balón parado.

Estas erratas le han costado al Huesca cinco puntos de los últimos seis disputados, lo que haría que el equipo permaneciera fuera del descenso en su visita al Camp Nou del próximo lunes (21:00 horas). "Mañana tenemos día de descanso, de desconectar un poco, y el miércoles, volver a tope ya pensando en el partido del Barça", ha comentado Mikel.

Los de Koeman son serios candidatos -como cada año- a alzar el trofeo de La Liga, pero pese a ello, el jugador ha insistido en que se les "puede meter mano": "Nosotros vamos con nuestras armas, sabiendo que es un partido complicado como todos. Se están jugando la liga, nosotros nos estamos jugando mantenernos en la categoría y también se tiene que notar".

"Siempre se dice que estos partidos no son de nuestra liga, pero hay un equipo que está ahí abajo que ha sacado siete puntos contra estos equipos", ha insistido el centrocampista vizcaíno, haciendo referencia al Cádiz, equipo que ha logrado ganar al Real Madrid y al FC Barcelona esta temporada. Los gaditanos han sumado cuatro puntos de seis posibles contra los catalanes y tres de tres contra los hombres de Zinedine Zidane.

"Lo que tenemos que hacer es ganar nosotros, no mirar lo que hacen los demás, no mirar la tabla. Sabes que con 20 puntos no te salvas, con 30 tampoco, y sabes que para tener opciones de salvarte tienes que pasar de 36, 37, 38, y ese es el objetivo que nos marcamos", ha asegurado.

"Quedan 12 partidos. En dos o tres partidos cambia todo muy rápido, para bien y para mal. Queda mucha liga, muchos partidos directos y estamos ahí en la pelea. Y, por supuesto, este equipo no rebla y lo demuestra cada día", ha concluido el futbolista.

Etiquetas