Huesca

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Los sanitarios piden cautela ante el incremento de casos de covid

La provincia está en riesgo medio, pero la capital oscila entre este rango y el alto

Los sanitarios piden cautela.
Los sanitarios piden cautela.
E. PRESS

La capital altoaragonesa bascula entre riesgo medio y alta en incidencia semanal desde hace varias semanas. Mientras, la provincia presenta mejores datos y está estabilizada en riesgo medio y Aragón, aunque no llega a los umbrales de riesgo alto, los está rozando los últimos días. La conclusión de los sanitarios es que la situación se encuentra lejos de estar controlada y se prevé que el ligero repunte detectado en los últimos días en Huesca capital vaya a más. El temor a una quinta ola en Semana Santa está presente, una preocupación que también mencionó anteayer el presidente aragonés, Javier Lambán.

El riesgo alto está entre 75 y 125 casos por 100.000 habitantes a la semana. Hay otros muchos factores para determinar el nivel de riesgo (incidencia a 14 días u ocupación hospitalaria y de UCI, por ejemplo). En el plano hospitalario, la capital tenía ayer 11 pacientes, 4 en intensivos. Son unas cifras“buenas” en comparación con muchos otros momentos de este año, pero al alza, ya que hace una semana había 6 hospitalizados (2 en UCI).

Sobre el número de casos, José María Borrel, presidente del Colegio de Médicos, yRamón Boria, delegado de Cemsatse, prevén que el aumento de estos días se consolide en las próximas semanas. Boria subrayó que en Huesca ciudad “la transmisión comunitaria nunca se ha ido”. Por tanto, el coronavirus “no está en remisión y seguimos estando en pandemia”.

Del mismo modo,Borrel manifestó su “preocupación” y “miedo” por esta nueva ola, que sería la quinta y que da por muy probable: “Tengo la impresión de que llegará y ya veremos hasta dónde”.

Y el jefe de la Unidad de Medicina Intensiva (UCI) del HospitalUniversitario San Jorge de Huesca, Carlos Serón, señaló que la tendencia a la baja que había “ya ha cambiado y ahora es hacia arriba”. Serón precisó que por ahora el incremento es pequeño, pero que “con menos restricciones, más viajes y una semana de fiesta”, el ritmo irá a más.

“Mientras la mayoría de la gente no esté vacunada, seguiremos igual”, expresó el jefe de la UCI, quien admitió que la mayoría de residentes, personas mayores y sanitarios están inmunizados, pero no así el resto de la población, que es la que mayoritariamente entra en cuidados intensivos. La “única ventaja” respecto a anteriores olas es que ahora los mayores, al estar vacunados en su mayoría, “se contagiarán menos”.

Esta ola, además, llegará con una presión hospitalaria que no ha descendido al mismo ritmo que la incidencia, que a su vez “tampoco ha bajado tanto”. Pero la situación es más preocupante en los hospitales, insistióSerón, quien lo ilustró con el número de ingresados, que parecía estabilizado en los 250 en Aragón -50 en UCI-, pero está subiendo.

Un ejemplo claro es el HospitalSan Jorge, que estuvo cerca de vaciarse de covid hace 10 días (4 ingresados, 1 en UCI), pero ahora hay 11, 4 en intensivos.

Y a esta situación se suma el fin de los refuerzos. “El Salud cree que hemos salido de la pandemia, pero no es así. Han tenido mucha prisa”, expuso el jefe de la UCI.

Los tres sanitarios pidieron a la ciudadanía un nuevo esfuerzo para respetar las medidas al máximo para prevenir o minimizar otra ola.

En cuanto a los indicadores pandémicos, la incidencia semanal subió ligeramente anteayer en la provincia, que con 45,4 casos por 100.000 personas sigue en riesgo medio. Sin embargo, Huesca ciudad roza el alto y Monzón está en ese umbral.

Con 27 ingresados (6 en UCI), la presión hospitalaria en planta se redujo en 4 pacientes pero en intensivos se ha pasado en días de 2 a 6.

Etiquetas