Huesca

TURISMO

La ocupación hotelera roza el 90% este verano en la capital

Huesca es un destino atractivo para el turismo nacional, además de ser la puerta de entrada para visitar el Pirineo

Imagen durante una de las visitas nocturnas a la ciudad en este fin de semana.
Imagen durante una de las visitas nocturnas a la ciudad en este fin de semana.
Rafael Gobantes

Huyendo de las grandes aglomeraciones, en la búsqueda por encontrar lugares tranquilos y apacibles, el turista nacional ha optado este verano por darse un paseo por la España interior. Las ciudades y pueblos de la Meseta han tomado cuenta estos meses de la llegada de visitantes de todas las Comunidades, que han recorrido sus calles, plazas y terrazas de hostelería. Entre ellas, Huesca ha sido uno de los principales destinos escogidos por los viajeros “como enclave desconocido en el mapa peninsular y ser la puerta hacia el Pirineo”, resaltan los administradores hoteleros, que pueden afirmar que, a pesar de las circunstancias, “han rozado el 90% de ocupación en los meses de julio y agosto”. Ante las malas perspectivas que podían augurar, aseguran que están contentos, aunque todavía con la incertidumbre de desconocer que ocurrirá a partir de hora con los congresos empresariales, bodas y la temporada de nieve.

El Hotel ABBA, situado en la calle Tarbes, próxima a la plaza Santa Clara, ha alcanzado el 85% de su capacidad, “el doble que el verano pasado”, remarca su director, Manuel Solanilla. De diseño contemporáneo y modernas instalaciones combinando la elegancia y el confort, el ABBA ha recibido tanto a familias como a parejas e incluso empresas a principios de julio. Después de cómo empezó el año, “malito”, indica Solanilla, les ha servido para remontar y espera que se estabilice.

Grupo de turistas atendiendo a las explicaciones del guía en la plaza de la Catedral de Huesca.
Grupo de turistas atendiendo a las explicaciones del guía en la plaza de la Catedral de Huesca.
Rafael Gobantes

La media de estancia de sus clientes varía entre los dos y tres días, ya que “les sirve para conocer los principales monumentos y dar paso al Pirineo”, señala el director. Como cadena, la compañía regenta hoteles en destinos pequeños, como Gijón, Santander o la propia ciudad oscense, que señala Manuel que ha sido “de las que mejor ha funcionado”, frente a las grandes capitales como Barcelona o Madrid.

En el Hotel Pedro I pueden decir que han llegado al 90% de ocupación. El director general del grupo Gargallo en Aragón y responsable del Hotel Pedro I, Adolfo Ibáñez, pone en valor esta alta cifra en la capital, dadas las circunstancias, y su valoración es “excelente”. De los que han llegado, el 80% pertenecen al turismo nacional, pero el 20% restante corresponde al francés, “que no nos ha abandonado y ha seguido viniendo igual”, agradece Ibáñez.

Entre sus posibilidades, el Pedro I ofrece un abanico de excursiones y visitas a la Sierra de Guara, Sobrarbe, Zaragoza o el Pirineo, “algo por lo que vienen y salen encantados”, añade el director, que lamenta las cancelaciones que está habiendo en septiembre y teme que afecten a las estancias de los militares, con quienes trabajan semanalmente.

Finalmente, el Hotel Sancho Abarca, en el Coso Alto, ha superado las tasas del verano del año 2019, “porque el de 2020 prefieren no contarlo”, lamenta su director Roberto Pac. Han llegado a registrar el 92% de su capacidad, en mayor medida cliente nacional, parejas y matrimonios, “que es el perfil que predomina en Sancho Abarca”, señala Roberto. El nivel de reservas le transmite optimismo de cara a los próximos meses y tiene confianza en los eventos y congresos de empresas, aunque las expectativas “no están muy altas”, suspira.

Catalanes y madrileños

A la espera del regreso del turista extranjero cuando la covid lo permita, los hoteles españoles han sobrevivido este verano gracias en buena parte a la movilidad de los madrileños, líderes del turismo nacional, y de andaluces y catalanes, que en mayor medida optan por pasar sus vacaciones en sus propios territorios.

El 19,8 por ciento de los turistas nacionales alojados en hoteles de Aragón este verano proceden de Cataluña, el 18,6% son madrileños y el 16,5% llegan desde la propia Comunidad, según la Encuesta de Ocupación Hotelera correspondiente a julio. En esta preferencia por las regiones vecinas, los castellanoleoneses son el 14,5 % de los turistas españoles alojados en Aragón.

La Encuesta de Ocupación Hotelera correspondiente a julio, publicada esta semana por el Instituto Nacional de Estadística (INE), pone cifras concretas a fenómenos, por otra parte, perfectamente explicables, como que los turistas de las comunidades más pobladas llenan los hoteles de toda España y que, de todas ellas, Madrid, con un territorio menor -y sin playa-, es la que genera más viajeros hacia el resto de destinos.

Éxito de las actividades

Bajo el lema “Un verano de leyenda”, responsables de la Oficina de Turismo presentaron en julio una programación que ha sido todo un éxito, y así lo demuestra la demanda para participar en las actividades.

Desde la propia Oficina explicaban que muchas de las personas conocían las diferentes propuestas gracias a los medios de comunicación, pero otra gran parte se enteraba cuando acudía hasta sus instalaciones para conocer qué hacer en la ciudad. “Muchos turistas y oscenses han repetido la actividad en diferentes días, porque no siempre se cuenta de la misma manera, o hay diferentes guías que explican diferentes curiosidades”, indicaba uno de los trabajadores de la Oficina, ubicada en la Plaza Luis López Allué.

Entre todas las actividades, el miembro de la Oficina destacaba la gran expectación que han levantado entre oscenses y visitantes las actividades nocturnas, y especialmente, aquellas que finalizaban con un concierto de la violinista Daniela Nikolova. Así mismo, destaca que las visitas “Pasó en Huesca” han permitido conocer curiosidades de la ciudad y de sus personajes más ilustres que antes no sabían. A pesar de que la programación está a punto de finalizar, para los más rezagados que quieran participar todavía pueden hacerlo el próximo día 2 con la visita nocturna y la observación del cielo, y el próximo día 4 con la visita guiada “Pasó en Huesca”. 

Etiquetas