Huesca

DÍA DE LAS FUERZAS ARMADAS 2022

Exhibición de poderío, disciplina y tecnología por tierra y por aire

Más de 3.200 efectivos han ofrecido en Huesca un espectacular desfile con 69 aeronaves y 160 vehículos

Compañía de los Cazadores de Montaña con base en Jaca.
Compañía de los Cazadores de Montaña con base en Jaca.
Pablo Segura

Las Fuerzas Armadas desplegaron ayer todo su poderío, disciplina y tecnología en la parada militar que recorrió la avenida de la Paz, Juan XXIII y Martínez de Velasco entre una gran expectación, aplausos infinitos y vítores a los Reyes de España.

Miles de oscenses no perdieron detalle de esta exhibición en la que el Ejército de Tierra, la Armada, el Ejército del Aire, la Unidad Militar de Emergencias (UME) y la Guardia Civil mostraron su potencial.

La ciudad de Huesca cayó rendida ante las Fuerzas Armadas en esta celebración castrense que arrancó en el cielo con el desfile aéreo, que mostró los aviones militares más modernos como muestra de la alta tecnología con la que cuenta el Ejército español. A lo largo de 8 minutos y 30 segundos, en paralelo a la avenida Juan XXIII, pasaron ante los ojos de los presentes 45 aviones y 24 helicópteros.

La primera formación, el grupo de mando, estuvo compuesta por cuatro cazas: dos F18 del Ala 15, con sede en Zaragoza, y dos F-5 del Ala 23, de la Escuela de Ataque del Ejército del Aire situada en Badajoz. Surcaron el cielo a continuación cuatro Eurofighter, unos de los mejores cazas en servicio actualmente, pertenecientes a la unidad de combate Ala 11, situada en Morón. Les siguieron otros Eurofighter del Ala 14, unidad con base en la sede aérea de Los Llanos.

Los cazas de ataque dieron paso a los aviones de enseñanza de vuelo ‘Pilatus’, a los que siguieron los aviones de carga y abastecimiento, con los Airbus A-400 al frente. Volaron a continuación los aviones dedicados a la vigilancia, el rescate marítimo, la lucha contra incendios y el transporte táctico.

Los helicópteros fueron los protagonistas a continuación y desfilaron sobre la ciudad de Huesca 8 del Ejército de Tierra: 2 Tigre de ataque, 2 NH-90, 2 Cougar y 2 EC-135. También 8 aeronaves del Ejército del Aire: 2 NH-90, 1 Superpuma y 5 Colibrí de la Patrulla Aspa. Se unieron 5 de la Armada y 3 de la Guardia Civil. La patrulla Águila se deslizó a continuación tiñó de nuevo el cielo de Huesca con los colores de la enseña nacional.

El desfile por las calles de Huesca contó con la participación de 2.989 personas: 1.253 del Ejército de Tierra, 419 de la Armada, 386 del Ejército del Aire, 452 de la Guardia Real, 137 de la UME, 198 de la Guardia Civil, 48 de Gendarmería y 96 del área de veteranos, reservistas y personal con discapacidad. La parte motorizada incluyó 17 tanques, 97 vehículos y 40 motos.

Las motos de la Guardia Real abrieron la parte motorizada de la parada militar junto a y los vehículos todo terreno del mando, de los veteranos, discapacitados y reservistas junto con la Guardia Civil.

A continuación, discurrieron los carros de combate del Ejército de Tierra del Regimiento Acorazado, de Infantería, de Artillería y las Tropas de Montaña, que dieron paso a la Armada con los vehículos tácticos de alta movilidad, el enorme camión pesado todoterreno y los vehículos de combate Mowag.

El Ejército del Aire mostró vehículos de alta movilidad táctica y dieron paso a los de la Guardia Civil y la UME, que mostraron el Amarok y los vehículos autobomba, nodriza y quitanieves, entre otros que emplean en sus intervenciones.

El Ejército de Tierra cerró el desfile motorizado con los vehículos de ruedas acorazados, de caballería, de infantería, de artillería, de transportes e, incluso, se pudo ver los vehículos de artillería antiaérea.

En cuanto el desfile a pie, lo encabezó el Regimiento Acorazado ‘Pavía’ 4, con sede en Zaragoza, seguida de la Guardia Real y su compañía ‘Monteros de Espinosa’. Con su “¡Vista a la derecha!” para saludar a Felipe VI, fueron pasando las diferentes formaciones. La siguiente fue la de las banderas nacionales que portarán representantes de la Guardia Real, el Ejército de Tierra, la Armada, el Ejército del Aire y la Guardia Civil. Siguieron las banderas de los 30 países que componen la Alianza Atlántica, la Otan. La Armada estuvo presente con su Escuadra de Gastadores, su Banda de Música, su Mando y Plana Mayor y las Compañías de Infantería, Marinería y Alumnos. Del Ejército del Aire estuvo la Escuadra de Gastadores, la Unidad de Música, el Mando y Plana Mayor seguidos de la Escuadrilla de Honores, el Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo y el Escuadrón de Zapadores Paracaidistas.

La Guardia Civil contó con los Gastadores, la Unidad de Música, el Mando y Plana Mayor con la Compañía de Alumnos, la Agrupación de Reserva y Seguridad y los alumnos de intercambio de la Gendarmería Francesa, seguidos de la UME y los guías caninos. Con el Ejército de Tierra fueron los Batidores, la Banda de Guerra Briaga Aragón I, el Mando y Plana Mayor del Batallón de Infantería, seguidos de la Infantería de Carros de Combate, las compañías de Montaña y militares del Cuartel General Terrestre de Alta Disponibilidad. A continuación, la Policía Militar y los alumnos de la Academia de Infantería.

El ritmo de la Agrupación de Paso Específico cerró esta parte del desfile con uno de los momentos más esperados y aplaudidos, la aparición de la Legión, que mostró su velocidad, con sus 120 pasos por minuto. Iba acompañada de su simpática mascota, un borrego blanco de cuatro años llamado ‘Quillo’.

Aparecieron a continuación los Regulares de Melilla, la Unidad más condecorada del Ejército Español. Las Unidades Montadas desfilaron a continuación, con el grupo de Escoltas de la Guardia Real y el Escuadrón de Sables de la Guardia Civil. La patrulla Águila apareció de nuevo en el cielo, que volvió a pintar con los colores de la Bandera Nacional.

Tras la despedida a los Reyes de España y su saludo a las autoridades militares responsables y participantes en el desfile, se procedió al arriado de bandera con los honores correspondientes, acto que corrió a cargo de una agrupación de la Armada. Cabe destacar que los actos del desfile fueron organizados y dirigidos por el Estado Mayor de la Defensa. La autoridad de coordinación general para su preparación y desarrollo correspondió a la División Castillejos del Ejército de Tierra. Además, la ejecución y preparación del Desfile Aéreo recayó en el mando aéreo de combate y el desfile terrestre en la Brigada Aragón I del Ejército de Tierra. 

Etiquetas