Somontano

SOMONTANO - 40 ANIVERSARIO DEL ESTATUTO DE AUTONOMÍA DE ARAGÓN

José Pedro Sierra: "El cambio se notó mucho en municipios pequeños, donde no llegaban recursos"

El alcalde de Peraltilla impulsó la mancomunidad y la comarca del Somontano hace 20 años

José Pedro Sierra, alcalde de Peraltilla.
José Pedro Sierra, alcalde de Peraltilla.
Á.H.

José Pedro Sierra, alcalde de Peraltilla desde hace 43 años, es el más longevo en el cargo en la comarca de Somontano y está entre los dos españoles con mayor antigüedad. En concreto desde el periodo 1979-1982 como independiente por UCD y después en el Partido Popular, del que es presidente comarcal. Hasta ahora está “acostumbrado” a ganar las elecciones municipales por mayoría absoluta con 5 concejales, aunque finalizará el período actual con Pilar Garcés como representante de la plataforma ciudadana Peraltilla en Común tras causar baja un concejal del PP. Pilar es la primera “oposición política” desde 1999.

En su trayectoria, ha sido diputado regional durante 16 años entre cuatro legislaturas, también fue Secretario en la Mesa de las Cortes de Aragón. En su primer mandado de alcalde, la Autonomía de Aragón no existía, “solo era una quimera. El Estatuto se aprobó el 10 de agosto de 1982, en el último año de mi primer mandato de alcalde. En la Ejecutiva de UCD coincidí con Juan Antonio de Andrés y Bolea Foradada, presidentes en la etapa preautonómica. Recuerdo el buen humor de Bolea porque cuando jugaba al guiñote y cantaba las 40 decía las de Peraltilla. Tuve mucha suerte de conocerlos en mis primeros años de alcalde”.

“Las diferencias se notaron mucho, en Peraltilla cuando accedí a la Alcaldía no había ni agua corriente en las casas”

Más tarde, “estuve entre los testigos en tareas previas a la aprobación del Estatuto, manifestaciones inclusive. Aquella etapa la viví de cerca y desde la distancia de 40 años creo que ha sido muy positivo desde que se iniciaron las transferencias y después llegaron otras más importantes”. Sierra está entre los alcaldes que pueden hablar de etapas y tiempos diferentes, “el cambio se notó mucho, sobre todo en los ayuntamientos pequeños donde no llegaban recursos de la Administración central, no había casi nada”.

El cambio fue muy positivo, “las diferencias se notaron mucho, si echamos la mirada retrospectiva a municipios pequeños, en Peraltilla cuando accedí a la Alcaldía no había ni agua corriente en casas, tampoco alcantarillado… en algunos pueblos había servicios. Las tareas de relanzamiento desde UCD fueron necesarias por importantes en aquellos ocho-doce años”.

Hasta el año 1979 no inició su trayectoria en la política, “estaba en el sector del mundo rural, en las Escuelas Familiares Agrarias, estudié en El Grado, me fui a Córdoba con vocación de servicio en la enseñanza, extensiva a la promoción del medio rural. En aquellos años queríamos que los pueblos tuvieran agricultores preparados. Mi vocación surgió en las EFA y además con 18 años, en Peraltilla, me involucré en organizar fiestas, fui mayoral, organicé guateques…”

Aquella movida le gustaba, “como el pueblo tiraba mucho dejé mi trabajo en Córdoba y vine para casa, hice la mili en 1978 y comencé de profesor en El Grado. A partir de ahí, me liaron en la política municipal donde comencé en UCD, formé parte de la Ejecutiva provincial, en la Regional y terminé en Madrid. Toda mi labor se relacionó con el medio rural. Cuatro años de alcalde por UCD dieron paso a mi única etapa de concejal del PP en el Ayuntamiento de Barbastro”.

“Unidad, consenso y respaldo son claves”

Las claves para la dilatada trayectoria en el cargo, “inamovible” en su pueblo, “lo primero de todo, saber bien lo que tienes que hacer. A partir de eso, he intentado hacer las cosas con rigor y orden. En el caso concreto de Peraltilla, los servicios prioritarios fueron agua, luz, alcantarillado y pavimentación. Ganarte la confianza de la gente es fundamental y también conseguir el apoyo. Ambas han sido posibles y factores importantes para ganar las elecciones. La respuesta vecinal me anima a seguir en tantos mandatos y de cara al próximo, ya veremos”.

Otro aspecto esencial, “buscar la unidad, el alcalde tiene que ser la persona que, incluso, tira de manguera. La búsqueda de consenso ha sido importante y por ejemplo, nunca he mandado una carta ni requerimiento a nadie, soy partidario de hablar para solucionar los problemas. El respaldo institucional es importante, en este caso del Gobierno de Aragón y de la DPH que ha sido el principal apoyo que hemos tenido los alcaldes de municipios”.

Reconoce que le hubiera gustado ser diputado provincial, “conocía a la gente de casi todos los pueblos, muchos fueron alumnos, en cambio fui al Gobierno de Aragón donde he intentado ayudar siempre que ha sido posible. Me he llevado bien con los políticos con independencia del signo político”. Lo más duro, “hacer compatible la vida familiar y la política, en eso he tenido mucha suerte de contar con mi mujer Carmen porque he asumido responsabilidades que requieren de muchas horas fuera de casa”.

Se refiere, también, a su etapa en la Comarca de Somontano, “estuve entre los promotores de la Mancomunidad, en el Ayuntamiento de Barbastro, y en las Cortes de Aragón defendí la Comarca cuando se constituyó hace 20 años. Creo que han hecho una labor importante como prestatarias de servicios en los pueblos donde es inviable tenerlos por cuenta propia. La Comarca ha solucionado problemas y situaciones importantes. La visión es positiva en todo y lo digo por experiencia. 

Etiquetas