Cultura

FESTIVAL DE LAS ARTES DE AYERBE

Luis Costa: “Esperamos que el Brizna se convierta en un festival ineludible a nivel nacional”

El programador de El Veintiuno ha colaborado en la creación del Brizna, un nuevo proyecto cultural que se desarrolla en Ayerbe del 19 al 28 de agosto

Luis Costa
Luis Costa
S.E.

Tras un año difícil, El Veintiuno está llegando más lejos que nunca este verano con una infinidad de festivales y programaciones. ¿Os esperabais este subidón en plena pandemia?

—En los meses previos a la llegada de la pandemia, nuestras previsiones eran altas, ya que a los proyectos que ya teníamos en marcha de años anteriores se les iban a sumar otros que ya estaban cerrados para ese verano. Al llegar la covid teníamos dos opciones: una, quedarnos lamentándonos viendo todo lo que habíamos perdido; o dos, intentar adaptarnos a las nuevas reglas del “juego”. Optamos por la segunda y fuimos de los primeros en el país, por no decir los primeros, en presentar un ciclo de conciertos el pasado verano, “A Escuchete”, con la ayuda del Ayuntamiento de Huesca. Desde este punto de partida hemos ido adaptando todos nuestros proyectos a esta situación e incluso han nacido otros. La verdad es que, a día de hoy, podemos decir que El Veintiuno está en uno de sus mejores momentos.

¿Quiénes tenían más ganas de conciertos en directo? ¿El público o vosotros?

—Nosotros, porque además de promotores somos público también, no programamos nada que no nos guste, así que en todos los conciertos somos ambas cosas. Pero sí, es cierto que el consumidor de conciertos necesitaba volver a sentir de manera real la música en directo, es una sensación única que es difícil de sustituir por otra cosa.

“La vuelta de nuestra sala de conciertos va a ser gloriosa”

Este año, vuestra joya de la corona es el Festival de las Artes de Ayerbe ‘Brizna’, que se celebra del 19 al 28 de agosto. ¿Cuáles son los ingredientes del menú degustación que va a saborear el público en esta primera edición?

—Así es. Se trata de un proyecto que se ha cocido a fuego lento, en el que los promotores más importantes de la comunidad como son Las Armas, Bosque Sonoro, Festival Asalto, Slap! o El Veintiuno nos hemos juntado para montar un festival que esperemos que sea una cita ineludible en los próximos años en el panorama nacional. ¿Ingredientes? Mucha música en directo de un nivel muy alto, cine, arte, gastronomía, djs, un entorno maravilloso… Habrá dos zonas, una gratuita y otra de pago para que nadie se quede sin saborear algo del menú. Y puedo anticipar que el recinto donde se van a realizar los conciertos será único y el espacio estará lleno de sorpresas.

Grupos tan destacados como Fuel Fandango y La La Love You van a participar en la cita. ¿Cómo habéis conseguido que el Brizna pueda competir con otros festivales nacionales en cuanto a la calidad de las propuestas?

—Esto no ha sido fácil, porque la fecha era compleja. Queríamos grupos de primer nivel y al final ha quedado un cartel increíble con bandas que son cabeza de cartel en cualquier festival y que además creo que abarcan un target de edad muy amplio. Hemos conseguido que vengan a Ayerbe explicándoles el proyecto que teníamos entre manos y el recorrido que va a tener en el futuro, contándoles todas esas sorpresas que se van a suceder durante esos días y evidentemente diciéndoles quién estaba detrás de todo esto.

“El talento local está a la altura del talento nacional”

Además, otra de sus claves es la apuesta por proyectos locales como Copiloto y El Verbo Odiado. ¿Por qué es tan importante acordarse de los artistas de casa?

—Lo primero porque el talento local está a la altura del talento nacional, y lo digo porque lo creo firmemente. Y lo segundo porque si queremos crear una escena real en Aragón, los primeros que tenemos que luchar por ello somos los promotores.

En la cita habrá hasta un globo aerostático y un toro mecánico. ¿Te vas a subir?

—Claro, se va a subir todo el mundo, no todos los días puedes disfrutar desde las alturas de las maravillas que tenemos en nuestra provincia, creo que será una de las atracciones estrella. Eso sí, en el toro mecánico no aseguro que me monte, no estoy para muchas caídas ya, cada vez cuesta más levantarse (risas).

En Huesca, seguís “hablando” con el público “A escuchete” por segundo verano consecutivo. ¿Qué secretos os faltan por contar a los espectadores?

—Me parece un ciclo maravilloso y especial, que nace en plena crisis con un formato reducido para ajustarnos a los protocolos. Darle continuidad es un acierto enorme y así lo ha demostrado la gente agotando las entradas de todos los conciertos que han pasado por el Auditorio Carlos Saura del Palacio de Congresos. Hablamos de un ciclo por el que han pasado artistas o grupos como Amaral, M Clan, Kiko Veneno, Guitarricadelafuente o Sofía Ellar. ¡Un lujo para cualquier ciudad! Y todavía nos queda por disfrutar de dos de los mejores artistas nacionales: el 4 de septiembre, Depedro, y el 23 de diciembre, Mikel Erentxun.

El Veintiuno ha salido de la provincia para conquistar Zaragoza y Teruel, con la organización de los ciclos de Veruela y Aragón Sonoro, respectivamente. ¿Cómo han funcionado estas aventuras?

—Lo más bonito de todo es que son proyectos únicos, en los que hemos depositado mucho cariño y trabajo. El Aragón Sonoro ha sido un éxito rotundo en Alcañiz, con entradas agotadas todos los días, y en el que grupos como Nil Moliner, Alice Wonder o La Guardia fueron el altavoz para que el público conociera a grupos aragoneses. Y el festival Veruela Verano es un ciclo maravilloso. Solo decir que artistas como Iván Ferreiro, Kiko Veneno o José Mercé se van del monasterio de Veruela diciendo que es el lugar más especial donde han actuado en su carrera. Eso creo que lo resume todo.

“El Veintiuno está en uno de sus mejores momentos”

Casualmente, hace 21 meses del giro radical que dio El Veintiuno, que dejó de ser un bar de copas para convertirse en una oficina y sala de conciertos de manera puntual. ¿El tiempo ya está demostrando que hicisteis lo correcto?

—Disfrutamos muy poco tiempo de esta nueva etapa, pero creemos que encontramos el equilibro para poder crecer en la programación fuera de la sala, sin perder la esencia de lo que nos había llevado a programar unas fiestas como las de Huesca o las de Logroño.

¿Volverán los conciertos a El Veintiuno algún día?

—Sí. No hay nada que nos emocione más que volver a ver un grupo encima de nuestro escenario. No puedo decir una fecha, me gustaría que en diciembre se pudiera celebrar a la vez el 10º y el 11º aniversario, pero todo dependerá de los protocolos que marquen y que haya que cumplir en ese momento. Para nosotros es importante que el aforo como mínimo esté a un 75 %, hasta que eso no sea así tendremos que esperar. Pero estad preparados, porque la vuelta va a ser gloriosa. 

Etiquetas