SD Huesca

JORNADA 27

El Huesca sueña con la campanada en Barcelona

El equipo oscense, tras una jornada con viento a favor en los resultados de sus rivales directos, visita a un rival poderoso y en gran forma

El buen ambiente presidió el último entrenamiento previo al partido.
El buen ambiente presidió el último entrenamiento previo al partido.
SDH

El Huesca visita al Barcelona con ganas de plantar cara y de mantener el nivel que viene mostrando en las últimas jornadas. Eso sí, una de las premisas es recuperar la estabilidad, que es lo mismo que decir la solidez defensiva.

La derrota ante el Celta vino acompañada de una fragilidad que en la etapa de Pacheta no se le había visto al Huesca de una forma tan evidente. Esa inestabilidad a la que aludió el entrenador azulgrana tras dicho encuentro ha sido motivo de análisis durante la semana en busca de los pertinentes factores correctores.

Ante un coloso como el Barça, que está viviendo su mejor momento -justo el punto de partida fue su victoria en El Alcoraz en el primer partido del año- no queda otra que juntar líneas, imponer el orden defensivo y poner el campo cuesta abajo cuando se dé la posibilidad. Porque por ahí es donde también muestra sus debilidades el Barça, normalmente más dedicado a tener el balón y a someter así a sus rivales que en cubrirse bien las espaldas.

Habrá que ver si hay novedades en la formación del Huesca. El estilo, la esencia y el dibujo no van a cambiar. Pulido, Insua y Siovas son los que está manteniendo Pacheta atrás y cabe la posibilidad de que Vavro encuentre el momento de su puesta en escena.

Maffeo y Javi Galán ocuparán los carriles y se completará el centro del campo con Seoane, Ferreiro y Mikel Rico o Doumbia, otra de las interrogantes. Escriche y Rafa Mir apuntan a compartir el ataque.

La mejor noticia para el Huesca es la inclusión en la convocatoria de Mosquera y Sandro. El gallego, titular indiscutible desde que llegó al equipo oscense el año pasado, ha sido baja en los ocho últimos partidos -desde el choque con el Betis, en el que fue sustituido en el minuto 78- y está ya listo para el combate. Lo mismo el canario, sacudido por las lesiones pero con apariciones muy efectivas. La última hace dos semanas en Eibar, donde volvió con gol. No parece que estén en el once de partida pero su entrada en convocatoria es una buena señal.

El Barcelona, que en algunos tramos del inicio de temporada parecía abocado a una temporada en blanco, ha salido reforzado de la digna eliminación de la Liga de Campeones ante el Paris Saint-Germain y afronta lo que resta de curso con el objetivo de levantar el doblete de Liga y Copa del Rey, que tiene como primera parada el encuentro ante el Huesca.

Si el conjunto de Ronald Koeman vence a los altoaragoneses este lunes se situará a tan solo cuatro puntos del líder de la competición, el Atlético de Madrid, que el sábado empató sin goles en el Coliseum Alfonso Pérez ante el Getafe. Además, el 17 de abril al Barcelona le espera la final de la Copa del Rey ante el Athletic Club.

La remontada en la Liga ha sido meritoria, con 31 puntos sumados de los últimos 33. Los azulgranas únicamente no sumaron los tres puntos en los últimos 11 encuentros de Liga ante el Cádiz en el Camp Nou y no pierden desde el 5 de diciembre precisamente ante el mismo rival. Desde entonces, 13 victorias y 3 empates. Además, la gran imagen dada en el partido de vuelta de los octavos de final de la Champions en París a pesar de la eliminación ha logrado que aún sea más sólida la confianza de los de Koeman.

Etiquetas