Actualidad

ENCUESTA DYM PARA HENNEO / INTENCIÓN DE VOTO

Un tercio de votantes socialistas no apoya enviar armas a Ucrania

Los españoles suspenden la labor del Gobierno, pero ven con buenos ojos algunas medidas adoptadas para frenar el impacto económico de la guerra

El gobierno elevará progresivamente los tipos impositivos sobre el consumo del diésel y de la gasolina
En lo tocante a las ayudas estatales de 20 céntimos por litro de gasolina, el apoyo alcanza al 70,5%.
S.E.

Uno de cada tres votantes socialistas no ve con buenos ojos que España haya enviado armas a Ucrania, pese a que el Gobierno de coalición haya defendido la necesidad de armar a los ucranianos ante la invasión rusa. Esta es una de las principales conclusiones que se desprenden de la encuesta elaborada por el Instituto DYM para HENNEO, en la que se analiza, entre otros aspectos, cómo ven los españoles la actuación del Gobierno frente a la guerra y su impacto.

Valoración de las medidas del Gobierno
Valoración de las medidas del Gobierno
Henar de Pedro

En líneas generales, los encuestados aprueban las principales medidas del plan de choque de la coalición. Sin embargo, no todas gozan del mismo consenso. El envío de armas españolas a Ucrania genera rechazo en uno de cada cuatro electores, frente al 60% que lo ve con buenos ojos. De hecho, es precisamente la cuestión de las armas la que más disenso produce entre los votantes de los partidos de la coalición. Mientras que los porcentajes de aprobación del resto de medidas -negociaciones para limitar precios del gas, los 20 céntimos a la gasolina y las subvención a los transportistas- superaron el 83% entre los electores de PSOE y Unidas Podemos, el envío de armas contentó a dos de cada tres socialistas (68%) y solo a uno de cada tres morados (38,5%). El envío de armamento a Ucrania cuenta con el visto bueno de todo el espectro ideológico, pero los votantes de izquierda son más reacios (solo el 51,9% lo aprueba) que los de derecha (el 65,5% lo ve bien).

La medida que reúne más apoyos es la negociación con la Unión Europea para rebajar el precio de la energía, que aprueban el 74% de los encuestados. En lo tocante a las ayudas estatales de 20 céntimos por litro de gasolina, el apoyo alcanza al 70,5%, mientras que las subvenciones a los transportistas gustan al 69,8%.

Sin embargo, aunque los españoles ven con buenos ojos el plan, siguen sin aprobar la actuación general del Gobierno. En una escala del uno al diez, los encuestados la puntúan con una nota media de 4,1. Pese a que el balance general es de suspenso, la puntuación del Gobierno mejora una décima respecto a marzo y alcanza su máxima calificación desde septiembre del año pasado.

Además, la brecha entre quienes rechazan la labor del Ejecutivo (el 49,4% le dan una nota entre el 0 y el 4) y quienes la aprueban (un 48,7 lo valoran entre el cinco y el diez) es la más reducida desde febrero del año pasado. Como es lógico, los votantes del PSOE (6,2) y Unidas Podemos (5,9) son los que más nota dan al Ejecutivo. Por el contrario, los electores de Ciudadanos (3,1) PP (2,5) y Vox (1,2) lo suspenden con claridad.

Aunque la aprobación de las medidas adoptadas por el Gobierno es generalizada, el clima de opinión respecto a cómo evolucionará el conflicto y la crisis que ha generado es de pesimismo en todo el espectro ideológico y de partidos. Nueve de cada diez encuestados cree que la subida de precios que se ha agudizado con la guerra empeorará en los próximos meses. Y una proporción similar (86,5%) desconfía de que los elevados precios de la energía vayan a dar un respiro en el corto plazo. De igual manera, el 79% de los encuestados se declaran pesimistas con la evolución de las tensiones políticas que afectan a España.

Paradójicamente, el acontecimiento que ha generado buena parte de estos problemas -la propia invasión de Ucrania por parte de Rusia- es el que tiene perspectivas menos malas. El 75% de los encuestados son pesimistas con su evolución en los próximos meses, pero un 18% cree que irá a mejor.

Aunque el clima de negatividad es generalizado y transversal, no lo es por igual entre todas las ideologías y partidos. Los votantes del PSOE son los menos pesimistas, seguidos por los de Unidas Podemos. No obstante, en temas como la subida de precios, el consenso en que irá a peor es casi absoluto, pues más del 82% de los votantes de todos los partidos lo cree así. 

Etiquetas