Ribagorza

RIBAGORZA - INFRAESTRUCTURAS

Se declaran de emergencia las obras del Ventamillo y se presupuestan en más de 4 millones de euros

Acuerdo del Consejo de Ministros, por el desprendimiento registrado el 24 de febrero

Corte de la N-260 por obras en el Congosto de Ventamillo.
Corte de la N-260 por obras en el Congosto de Ventamillo.
Elena Fortuño

Los trabajos que se desarrollan en el Congosto de Ventamillo para reparar el desprendimiento registrado el 24 de febrero, declaradas de emergencia, ascienden a 4.350.155, 45 euros, según se tomó razón en el Consejo de Ministros celebrado esta semana. Las piedras de gran tamaño desprendidas ese día entre los puntos kilométricos 389,700 y 390,425 de la N-260, afortunadamente sin causar daños personales, afectaron seriamente al firme que está teniendo que ser reconstruido en la zona más próxima al barranco, a la par que se consolida la pared del congosto en este tramo.

Durante la sesión del Consejo de Ministros del pasado miércoles se informó de la declaración de emergencia de esas obras de protección y reparación de los daños producidos por desprendimientos del terreno entre los puntos kilométricos 389,700 y 390,425 de la carretera N-260, "subsanando la situación de grave peligro existente, en la provincia de Huesca, por importe de 4.350.155,45 euros", especifican desde el Gobierno.

Tras producirse el desprendimiento a finales de febrero, y tras quedar el tramo semaforizado y fijado al día siguiente, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) reguló el alternativo en la zona hasta que se cerró completamente, en paralelo al corte a la circulación del tramo anterior de la N-260, entre Campo y Seira, el pasado 6 de abril. Desde entonces, solo los vecinos de Seira, y en determinadas franjas horarias, pasan por la zona.

Este desprendimiento reabrió recientemente la reivindicación de construir el Túnel del Ventamillo que permitiría completar la mejora de este tramo de la N-260 ya que, cabe recordar, que el congosto se segregó por cuestiones medioambientales. Las últimas noticas del Gobierno central, sin embargo, apuntan a que la decisión se tomará una vez finalicen los trabajos que se están desarrollando en el tramo entre Campo y Seira.

Cabe recordar que en este tramo también se registró un desprendimiento de grandes proporciones, cuyo presupuesto no se ha dado a conocer, que ha retrasado la reapertura al tráfico de esta N-260, prevista en última instancia a finales de este mes de junio.

Etiquetas