Cultura

UN AÑO DE LA COVID 19

“Ha cambiado la manera de entender las relaciones sociales y el ocio”

Maribel de Pablo dice que la DPH concebió el SoNna “como un espaldarazo al sector cultural del territorio” 

[[[DDAARCHIVO]]]
El dúo Rosin de Palo actuó al aire libre en agosto en la fortaleza sobrarbense de Muro de Roda en el marco del Festival SonNa.
Sergio Padura

Ha sido un año muy difícil para el sector cultural, desde artistas, a programadores, empresas auxiliares y todas las familias que dependen de la actividad cultural. Evidentemente, el calendario de propuestas que tenía la Diputación Provincial de Huesca se vio trastocado y hubo que posponer exposiciones y actuaciones diversas a causa del confinamiento domiciliario de la pasada primavera. Y desde entonces, las circunstancias han obligado a adoptar medidas preventivas que han cambiado nuestra manera de entender las citas culturales, las relaciones sociales y las actividades de ocio”. Este es el balance que la diputada de Cultura de la DPH, Maribel de Pablo hace del 2020, marcado por las limitaciones impuestas para frenar la pandemia de la covid-19.

De Pablo valora y agradece, en primer lugar, “la disposición e implicación y esfuerzo de todo el equipo técnico de la sección de Cultura de la Diputación Provincial de Huesca porque, lejos de darse por vencido, se puso manos a la obra enseguida para afrontar una situación sin precedentes y tratar de adaptar la actividad a las circunstancias. Ha sido una muestra de una gran profesionalidad. Creo que la institución provincial ha sido ejemplar en este sentido desde el comienzo de la pandemia”.

Fue así como “pudimos llevar a cabo la magnífica exposición ‘Arte Ingenuo. Colección Santos Lloro’. Fijamos aforos limitados y tuvimos que suspender buena parte de las actividades divulgativas que preparamos, porque la pandemia provocaba altibajos y la institución siempre ha priorizado la cautela. La visitaron más de cinco mil personas durante los cuatro meses que estuvo expuesta en la sede provincial. Es un buen indicativo de la buena respuesta que obtuvo en momentos tan delicados”.

Recuerda la diputada de Cultura que en el 2020 también pudieron llevar a cabo “otras de nuestras actividades importantes, el programa de exposiciones itinerantes. La pasada primavera no pudieron instalarse en algunas localidades altoaragonesas que lo habían solicitado a causa de los protocolos sanitarios y cierres perimetrales, pero posteriormente se mantuvo su itinerancia a lo largo y ancho del territorio. Es un programa fundamental para acercar la cultura a todos los rincones de nuestra provincia”.

En cuanto a los festivales, destaca la puesta en marcha del festival ‘Sonidos en la Naturaleza’ SoNna Huesca, “que tuvo una gran respuesta por parte de toda la provincia, porque fue una iniciativa que supo ofrecer la actividad cultural acorde a una situación de emergencia sanitaria, con conciertos de pequeño formato en espacios al aire libre”.

Un festival que fue concebido por la DPH “como un espaldarazo al sector cultural del territorio (artistas y empresas auxiliares) que atravesaba un momento de enormes dificultades. También pudimos desarrollar el Festival Internacional en el Camino de Santiago con una edición adaptada, con aforos reducidos, asignación de asientos e incluso registro de los datos de contacto de asistentes”.

No fue posible, sin embargo, organizar el Festival Internacional de las Culturas ‘Pirineos Sur’, “porque su formato no podía compatibilizar las medidas preventivas necesarias y la viabilidad económica del festival”.

Maribel de Pablo, diputada de Cultura de la DPH.
Maribel de Pablo, diputada de Cultura de la DPH.
D.A.

Preguntada por el 2021 y las previsiones que en cultura tiene la DPH, Maribel de Pablo dice que la institución sigue estudiando “propuestas culturales nuevas que permitan vivir la cultura con el máximo respeto a las medidas que sean necesarias”.

Sobre el SoNna Huesca, comenta que “es una propuesta que surgió en un contexto de pandemia sanitaria y su desarrollo puso de manifiesto que se puede mantener cierto nivel de actividad cultural si se compatibiliza con medidas preventivas que eviten la propagación del virus. El festival ‘Sonidos en la Naturaleza’ es una de nuestras principales apuestas porque su formato (actuaciones de pequeño formato de entre 50 y 500 asistentes como máximo, espacios al aire libre y asignación de asientos con distancia de seguridad) es garantía de que haya un ciclo cultural amplio y diverso en las diez comarcas altoaragonesas”.

La prioridad de la DPH desde el primer momento -añade- “ha sido la seguridad y la salud. Por ese motivo, se pudo llevar a cabo una edición adaptada del Festival Internacional en el Camino de Santiago, con medidas muy similares a la adoptadas en el Festival ‘Sonidos en la Naturaleza’ y que con toda probabilidad volverán a aplicarse el próximo verano en el festival especializado en la música antigua que cumplirá este año su trigésima edición. Dado que se celebra en iglesias y templos, el aforo siempre ha sido reducido, pero este año vamos a intentar que tenga también actuaciones al aire libre”.

Y sobre Pirineos Sur, recuerda que “los conciertos en el escenario flotante de Lanuza están organizados por una empresa concesionaria que asume los costes derivados de la organización, lo cual dificulta la viabilidad de una drástica reducción de aforo. La empresa en cuestión tomará la decisión en función de la evolución de las circunstancias sanitarias”.

Etiquetas