Huesca

ECUADOR DEL MANDATO MUNICIPAL

La oposición pide transparencia y trabajo para revitalizar la ciudad de Huesca

El voto en blanco y la pandemia marcan el balance de los dos primeros años de legislatura

Luis Felipe fue elegido alcalde por sorpresa en junio de 2019.
Luis Felipe fue elegido alcalde por sorpresa en junio de 2019.
Pablo Segura

Llega el ecuador de un mandato municipal que comenzó con el polémico voto en blanco y que en estos 15 meses últimos ha estado condicionado por la pandemia de coronavirus. Los grupos de la oposición reclaman al equipo de gobierno trabajo activo para revitalizar la ciudad tras el “parón” que ha supuesto la covid-19 y también mayor transparencia y participación ciudadana de asociaciones vecinales y otras entidades.

Gemma Allué, portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Huesca, valora que actualmente el PSOE gobierna en el Ayuntamiento de Huesca “cómodamente, en minoría, porque tiene garantizada la obediencia de Ciudadanos”.

“Estamos en el ecuador de un mandato marcado por cómo accedió Luis Felipe a la Alcaldía. Desde el PP consideramos que lo hizo de la peor manera posible. Huesca entonces fue noticia nacional por un voto en blanco que rompió un pacto de gobierno que existía entre el Partido Popular y Ciudadanos”, recuerda. Este giro de la formación naranja se debió, expone, a “un pacto que compró voluntades y sillones. Entendemos que se hizo un uso perverso de la democracia”.

Gemma Allué expone que el partido socialista “saca adelante las cuestiones más importantes y complicadas para el equipo de gobierno” con el apoyo de Cs. “Nunca ha perdido ninguna votación importante, por lo cual el pacto sigue vivo y va a seguir así durante los cuatro años del mandato porque están en juego sillones y puestos”, apunta.

La portavoz popular añade que otra de las cuestiones que ha marcado el ecuador del mandato es sin duda la pandemia de la covid-19 en la que se “escuda” el alcalde de Huesca “para no tomar decisiones”.

“Desde el PP hemos pedido a Luis Felipe que sea valiente, que sea proactivo y que trabaje, impulse y lidere el futuro de la ciudad, que salga de la comodidad y el conformismo al que nos tiene acostumbrados. A él le resulta muy cómodo transmitir una ciudad gris y se resguarda en la pandemia para impedir que los vecinos participen”, estima.

En esta línea destaca que “desde la oposición somos el altavoz de estas cuestiones. Cuando los vecinos de Huesca acuden a nosotros es porque no pueden hablar con el equipo de gobierno, que se ha cerrado en banda y hay que decir que la ciudad cuenta con un amplio tejido social que quiere participar, colaborar”.

Y se refiere a continuación a la nueva web de participación ciudadana del Ayuntamiento de Huesca, “que es un espejismo, lo que ya existía con otro nombre y otros accesos”. Apunta, que “participar es conocer y dejar que las asociaciones vecinales y otros grupos asociativos opinen, no basta con hacer una web en la que los vecinos hagan encuestas”.

Para José Luis Cadena, portavoz de Ciudadanos, su grupo ha hecho una política “útil y responsable”, pese a que este último año ha estado marcado por la pandemia del coronavirus, y al final “se han tenido que adaptar las propuestas a la realidad que estábamos viviendo”. “Hemos conseguido, por ejemplo, aumentar las ayudas a las escuelas infantiles o que se mantuviera el impuesto sobre bienes inmuebles, a diferencia de lo que había planteado el PSOE”, apunta Cadena, quien destaca como “el mejor logro” conseguido por Ciudadanos en el Ayuntamiento, la creación de los Bonos Impulsa, ya que tanto en 2020 como en 2021 “ha supuesto un revulsivo para la economía local”.

En cifras, estos bonos pusieron en movimiento 1,5 millones de euros durante el pasado año, mientras que este año la cifra puede ascender hasta 1.750.000 euros.

“Esta propuesta vino en relación a la pandemia, ya que tuvimos que modificar las ideas planteadas y entendíamos que esta era una manera de sacar adelante comercios y servicios locales”, recuerda Cadena, quien dice que “si fuera necesario, seguiremos apostando por mantener los bonos en el futuro”, puesto que desde Ciudadanos consideran que han servido para fidelizar al cliente de Huesca con el comercio local.

Cadena explica que el objetivo de este grupo municipal es “convertir a Huesca en la capital de provincia que hace un tiempo dejó de ser”, y esto pasa por un apoyo continuado a empresas, comercio e industrias, y en hacer atractiva a esta ciudad, “no solo para el que vive aquí, sino para todos aquellos que puedan trasladarse a vivir”. En este punto, Cadena hace referencia a la llegada de Amazon o el Cuartel Sancho Ramírez.

Óscar Sipán, portavoz de Con Huesca Podemos Equo, considera que es sano mirar atrás “y cuando lo hacemos lo primero que vemos es ese pacto invisible que fue el voto en blanco, que ha marcado y marcará estos cuatro años”. En este sentido valora que “Ciudadanos en el día a día les saca las castañas del fuego al partido socialista en las comisiones, en las votaciones polémicas de los plenos, en los presupuestos también, por supuesto”. Y apunta que “sin duda ese pacto entendemos que fue bueno para el PSOE pero negativo para la ciudad”.

Además, asegura que a Con Huesca Podemos Equo le sorprende que “el PSOE parece renegar de la anterior legislatura, se desmarca de ciertas decisiones tomadas, borra las huellas y mira hacia la derecha, eso es lo primero que vemos. Y paliar la debilidad institucional con los acuerdos con Cs y Vox difumina bastante su propuesta política”.

En este sentido plantea que “si uno acude a la hemeroteca aparece Luis Felipe hablando en junio de 2019 diciendo que descartaba a Vox para acuerdos municipales y sin embargo llevamos ya dos presupuestos en los que pactar con ellos se ha convertido en una tradición navideña por parte del PSOE”.

Respecto a los talones de Aquiles de este mandato se refiere en primer lugar a la transparencia, y considera que en este sentido hay “un grave problema” con el equipo de gobierno. “Tenemos que hacer una política de rueda de prensa, de anuncio publicitario donde la verdad es que los grupos de la oposición nos enteramos de los proyectos igual que el resto de ciudadanos”, considera. Desde este punto estima que su grupo municipal ha detectado “cierta desconexión ya que las corrientes de opinión de la calle no se tienen muy en cuenta”.

También pone de manifiesto la sorpresa de Con Huesca Podemos Equo “al ver cómo se adelgazaban de buenas a primeras áreas clave como Servicios Sociales, Desarrollo o Cultura. Y tampoco se ha querido afrontar un grave problema que es el abuso de temporalidad y que afecta a numerosos trabajadores municipales”.

En su opinión, además, al mirar a la ciudad “la ves llena de cicatrices urbanísticas, que solo pueden curarse con voluntad política”, y recuerda el refrán “árbol que nace torcido sus ramas ya no endereza, y eso es un poco lo que le ha pasado al partido socialista”.

Así, considera que en los dos primeros años de mandato municipal “se ha reducido todo a Amazon, el Cuartel Sancho Ramírez y la pandemia, esto ha sustituido al programa electoral”.

Por su parte, Antonio Laborda, el portavoz de Vox, inicia su balance de estos dos años con la pandemia y subrayando que “todos los grupos” han “ayudado en la medida de lo posible” y han “colaborado en todo”. Esa sintonía incluso se tradujo en el caso de Vox en una abstención presupuestaria, que fue clave para que el equipo de gobierno pudiera aprobar sus cuentas municipales. Laborda explica que su partido se abstuvo “sobre todo para evitar que se prorrogaran los anteriores, los del tripartito, con un gasto disparatado”. Para próximos años, expone que en cada uno “habrá cosas que negociar”. “No nos cerramos a nada siempre que se aprueben cosas de nuestra ideología, como por ejemplo la rehabilitación de la plaza de toros”, incluida en las cuentas municipales.

Laborda, por otra parte, habla del “exceso de parón” que ha habido por la pandemia y sostiene que “el equipo de gobierno se debe poner a trabajar con fuerza y empezar a revitalizar la ciudad”. Con vistas a la segunda mitad de mandato, Vox incidirá en infraestructuras, pymes y autónomos y vivienda. Respecto a lo primero, Laborda defiende que hay que “darle viabilidad” al Aeropuerto Huesca-Pirineos inspirándose en el de Teruel.

Laborda califica de “fundamental” que se haga vivienda social en La Merced. “Es urgente y no queremos que la legislatura acabe sin ella”, afirma. Vox también aboga por “darle una solución” a la vivienda social en el antiguo solar de la cárcel. “Aunque haya dos subastas desiertas, hay que darle una solución (a la vivienda) y también al centro de salud”, destaca el concejal de Vox. 

Etiquetas