Comarcas
Compradora haciendo uso del supermercado automático de Piedrafita de Jaca.
Compradora haciendo uso del supermercado automático de Piedrafita de Jaca.
Asociación Camaleo

El proyecto emprendedor que impulsa desde Piedrafita de Jaca, comarca del Alto Gállego, la iniciativa social Camaleo, de apoyo a entidades y proyectos con alma social, ha conseguido el primer premio del programa Emprende Rural 2022 convocado por Embou y la Fundación Caja Rural de Aragón.

Este proyecto de emprendimiento social da respuesta a una necesidad importante en los pequeños municipios rurales de nuestro territorio, a través de un supermercado automático gestionado de manera comunitaria por los vecinos y vecinas de la localidad.

La citada iniciativa, presentada por Ángela Millán Fernández, ha recibido como premio 6.000 euros, un año de internet gratis con Embou y la mentorización financiera impartida por Caja Rural de Aragón durante un año.

En este 2022 que termina, Piedrafita de Jaca ha estrenado el primer supermercado automático de gestión comunitaria como plan piloto para exportar a otros municipios. En la máquina expendedora que gestiona un comité vecinal, se pueden comprar cepillos de dientes, leche, pan, cremas naturales, compresas, zumos, galletas, queso local o chocolate, entre otros.

El año pasado Camaleo y Mallata Educativa decidieron buscar una solución para que los vecinos o visitantes, no tuvieran que desplazarse a otra localidad para adquirir un producto de primera necesidad, una iniciativa que se materializaba el pasado mes de junio.

El comité vecinal, formado por personas voluntarias residentes en Piedrafita, escoge de manera colectiva los productos que se ponen a la venta en la máquina y se turnan para reponerlos, gestionar las compras y ventas o negociar con los productores. Los vecinos tienen total libertad para escoger los productos con el único requisito de que sean lo más sostenibles posible, priorizando lo ecológico y de cercanía.

Unas 54 personas que se encuentran empadronadas en el pueblo pueden adquirir los productos más baratos, favoreciendo así el consumo y el acceso a determinados productos. Con los beneficios que se obtengan de las ventas se financiarán proyectos comunitarios que serán elegidos de manera colectiva.

Ángela Millán valora positivamente la importancia de este premio “porque nosotras desde la asociación lo que hacemos es poner en marcha pequeños proyectos piloto con la idea de que luego se puedan replicar en otro sitio. Esto es un trabajo de hormiguita que vamos haciendo poco a poco, buscando los recursos debajo de las piedras, y que se reconozca el trabajo que hacemos es superimportante”. Asimismo, comenta que la evaluación de la iniciativa permitirá identificar aquellos aspectos que funcionan y los que son susceptibles de mejora. “El balance es bueno, es positivo, aunque como todos los proyectos innovadores, tenemos que hacer algunos ajustes”. Y explica que les ha sorprendido “la implicación de las personas del pueblo porque pensábamos que lo iban a utilizar más quienes visitan Piedrafita, aquí viene mucha gente, pero lo utiliza gente de segunda residencia y los vecinos y vecinas de la localidad”.

Este proyecto piloto ha sido posible gracias al apoyo económico de la Fundación EDP y del propio Ayuntamiento de Piedrafita de Jaca, que facilitó un lugar céntrico para colocar el supermercado automático, así como la adecuación de la instalación eléctrica.

Etiquetas