CARTAS
 

Sociedad más humanizada




MARIANO RAMÓN
09/12/2018


Tal cual estaba anunciado, en la mediodiada del día 30, festividad de San Andrés, un grupo de soldados veteranos de montaña acompañados del concejal San Clemente y del presidente del Colegio de Veterinarios, Fernando Carrera, comparecimos ante el monumento del puente San Miguel para agradecer, un año más, los servicios prestados por este animal en el curso de la historia. Tras depositar un ramo de rosas de colores rojo y gualda se leyó un manifiesto cuyo texto íntegro se transcribe a continuación: "En este día de San Andrés y ante este monumento que guarda memoria de un admirable servidor, un año más comparecemos para testimoniar nuestra fidelidad a los valores heredados de nuestros mayores y para que el trabajo bien hecho y entendido como virtud, la lealtad en las relaciones interpersonales y el aprovechamiento razonable de los recursos naturales vuelvan a ser conductas de comportamiento ordinario. La mayoría de nosotros hemos sido testigos de los años más convulsos de la historia universal pero también de los tiempos más relevantes de la ciencia y de la técnica. Dos guerras de ámbito universal y una guerra civil entre españoles han dejado profundas huellas en nuestra memoria colectiva así como un ferviente deseo de vivir en paz. Y por su parte el desarrollo técnico nos ha llevado a concebir el planeta Tierra como la patria común de todos los hombres cualquiera que sea su etnia y color de su piel y, aunque esta utopía se vea mermada por una sociedad monetizada. Así pues y frente al "sálvese quien pueda" de una sociedad insolidaria, propiciemos otra sociedad global donde todos los hombres se sientan orgullosos de pertenecer a esta gran familia cuyo primer eslabón surgió hace millones de años y que con el paso del tiempo ha sabido zafarse de las servidumbres dictadas por la Naturaleza, transformando los utensilios de silex en pulsadores digitales. No hay que imaginar nuevos caminos para alcanzar nuestros sueños. Basta con asfaltar y transitar la senda trazada por el Hijo de un carpintero dos mil años atrás cuando predicaba amor al prójimo, no matar, no robar ni codiciar los bienes ajenos. Europa, se ha dicho, volverá a ser cristiana o no será Europa. Ojalá que el regreso europeo a sus raíces cristianas sea también el inicio de una sociedad más humanizada".

 

 

 

 



Volver


diario del Altoaragon
® Copyright Publicaciones y Ediciones del Alto Aragón S.A. | Diseño y Desarrollo: WEBDREAMS