TENSIÓN EN ORIENTE MEDIO
 

EE. UU. está dispuesto a abrir el diálogo con Irán

Asegura que no plantea condiciones previas y que el objetivo final es "normalizar" su estatus internacional



E.P.
13/01/2020


NUEVA YORK.- El secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, aseguró que su país este domingo estaba completamente dispuesto a sentarse en una mesa de diálogo con Irán, "sin condiciones previas", con el objetivo final de "normalizar", según sus palabras, la situación de la república islámica en el panorama internacional en un momento de máxima tensión entre ambos países.

La muerte del poderoso general iraní Qasem Soleimani en un ataque norteamericano el pasado 3 de enero en Irak ha desencadenado una de las mayores crisis vistas en la región. Irán respondió con ataques a dos bases en Irak con presencia norteamericana y acabó derribando por error un avión civil al confundirlo con un misil. Murieron los 176 ocupantes del aparato.

Estos incidentes tuvieron lugar después de que milicias chiíes asediaran la Embajada de Estados Unidos en Bagdad y de que el histórico pacto nuclear firmado en 2015 acabara en papel mojado después de que Washington decidiera desvincularse del mismo en 2018 y restaurar las sanciones sobre la república islámica.

En este contexto tan difícil, Esper ha mantenido el optimismo al asegurar que Estados Unidos, "está dispuesto a negociar un nuevo camino hacia adelante, y una serie de pasos a través de los que Irán se convertiría en un país más normal", según explicó en una entrevista con la cadena estadounidense CBS.

Esper ha reconocido que las autoridades iraníes "siguen siendo el Gobierno legítimo", antes de acusarlas de "estar corruptas". Con todo, "el presidente Trump no tiene condiciones previas más que decir que estamos dispuestos a reunirnos con el gobierno iraní".

Asimismo, Esper ha apoyado las protestas que se están desarrollando en los últimos días en Irán contra las autoridades por esconder su responsabilidad en el derribo del avión ucraniano. "Se puede ver que el pueblo iraní se ha puesto en pie y está haciendo valer sus derechos, sus aspiraciones para un gobierno mejor, un régimen diferente", ha comentado Esper.

El secretario de Defensa eludió dar más información sobre la justificación del ataque que mató al general iraní más allá de la "amenaza" citada por Trump y su círculo de asesores, pero no verificó las palabras del presidente sobre el posible ataque contra cuatro embajadas estadounidenses que Soleimani, supuestamente, estaba orquestando.

"Teníamos información de que habría un ataque en cuestión de días que sería de gran escala. El presidente entendió que podrían ser ataques contra embajadas adicionales y yo compartí esa opinión", según Esper, quien insistió en que la muerte de Soleimani "interrumpió" esa amenaza. "Creo que lo que tenemos que descubrir ahora es continuar trabajando para asegurarnos de que esa amenaza se elimine por completo", añadió.

Por último, Esper lamentó el malestar entre algunos miembros del sector más amplio del Congreso de Estados Unidos, carentes de acceso a la información de más alto secreto, sobre la falta de información sobre los motivos del ataque, y esgrimió motivos de seguridad nacional para justificar la escasez de datos.

"Entiendo la frustración de los miembros del Congreso, pero van a tener acceso a esa información. Lo tendrían si no pusiéramos en peligro nuestras fuentes y nuestros métodos. Y creo que el presidente opina lo mismo", manifestó.



Volver


diario del Altoaragon
® Copyright Publicaciones y Ediciones del Alto Aragón S.A. | Diseño y Desarrollo: WEBDREAMS