TRIBUNALES
 

La provincia de Huesca registró 49 denuncias por negligencia médica en 2019

El centro que recibió más quejas en el Alto Aragón fue el Hospital San Jorge



EFE
21/01/2020


MADRID/ZARAGOZA.- La asociación El Defensor del Paciente recibió el año pasado un total de 305 denuncias por negligencias médicas en Aragón, según la memoria de esta entidad de 2019, 49 en la provincia de Huesca y la mayor parte en la provincia de Zaragoza.

Así, del total de denuncias, 237 corresponden a centros de Zaragoza, 49 de Huesca y 19 de Teruel.

Por centros, los más denunciados fueron el Miguel Servet, el Clínico, el San Jorge de Huesca, el Royo Villanova y el Ernest Lluch de Calatayud, respectivamente.

Las reclamaciones, especialidades y servicios más denunciados a lo largo del pasado año en Aragón fueron las listas de espera, la cirugía general, las urgencias, la traumatología y ginecología y obstreticia, según consta en el citado informa.

En el apartado de tiempo de demora para operarse, la media española fue en 2019 de 115 días, mientras que en Aragón se situó en 99 días, lo que posiciona a la comunidad en la sexta que más tiempo se debe esperar para someterse a una intervención no urgente.

Según la memoria de El Defensor del Paciente, Aragón es la comunidad que ha experimentado el empeoramiento más significativo, ya que han aumentado de manera categórica con 99 jornadas para operación y 22.247 pacientes englobando la lista quirúrgica.

El Defensor del Paciente mantiene que la política de gestión de la sanidad aragonesa ha sido "errónea", puesto que son los dígitos más altos en los cuatro años de Gobierno de Javier Lambán.

Apunta que traumatología, neurocirugía, cirugía plástica y cirugía maxilofacial son las especialidades con más retardo y que la suspensión de intervenciones por la falta de anestesistas y el plante de estos para operar en horario de tarde, de forma voluntaria, ha hecho mella en el repunte de las cifras.

Nuestra comunidad también tiene escasez de unidades hospitalarias de ictus, con solo siete camas hospitalarias: cinco en el Miguel Servet y dos en el Royo Villanova.

En el conjunto del país, el Defensor del Paciente recibió el pasdo año 13.454 denuncias de negligencias médicas (881 menos que en 2018), las cuales provocaron 757 muertes (53 menos que el año anterior) debido, sobre todo, al error del diagnóstico.

Estos datos se extraen de la memoria anual de esta asociación, hecha pública este lunes, en la que se sostiene que, aunque el número de negligencias médicas haya descendido, "la sanidad no goza de buena salud".

Los casos más habituales de negligencias medico-sanitarias se han producido por mala praxis, como intervenciones mal realizadas, altas precipitadas, atención, deficiente, infecciones hospitalarias y retrasos en ambulancias, entre otros.

Pero la principal razón se debe al error de diagnóstico y la pérdida de oportunidad terapéutica.

En concreto, el Defensor ha recopilado 343 casos surgidos tras una intervención de cirugía plástica, reparadora y estética "con resultado insatisfactorio", mientras que 148 bebés nacieron con alguna discapacidad por partos "llevados de forma inadecuada" o con fórceps, lo que causó secuelas como sufrimiento fetal o parálisis cerebral o braquial.

Además, según la memoria, 35 personas fallecieron en casos en los que tras avisar al 112, o bien no se envió una ambulancia al domicilio para trasladar al enfermo a un hospital, o bien la respuesta fue tardía con más de una hora de retraso.

Otros 29 pacientes perdieron la vida por infección hospitalaria debido a que el centro no cumplió las medidas de asepsia necesarias, según la memoria, en la que se asegura que este "es un número ínfimo al real, ya que en España al año fallecen más personas por infecciones hospitalarias que por accidentes de tráfico".

Más de un centenar de casos de negligencias (106) terminaron en casos de estado de discapacidad: pacientes que después de intervención quirúrgica, quedaron en estado de tetraplejia o paraplejia. Fueron 21 casos más que en 2018.

Y a estos casos hay que sumar otros 88 de afectadas por depilación láser, y en la memoria se hace una advertencia: en los últimos años se ha incrementado su práctica en las cadenas de estética y algunas "utilizan láseres que no son de buena calidad"

En cuanto a las denuncias por negligencias de las comunidades autónomas, Madrid, con 3.104 casos, encabeza un año más la clasificación, seguida de Andalucía (2.593), Cataluña (1.966), Comunidad Valenciana (1.152) y Castilla y León (668).

Les siguen Galicia (640 casos), Castilla-La Mancha (630), Murcia (512), País Vasco (435), Canarias (307), Aragón (305), Extremadura (295), Asturias (238), Baleares (224), Cantabria (203), Navarra (109), La Rioja (66), y Ceuta y Melilla (7 casos).



Volver


diario del Altoaragon
® Copyright Publicaciones y Ediciones del Alto Aragón S.A. | Diseño y Desarrollo: WEBDREAMS