TRAGEDIA EN ITALIA
 

El balance de muertos en el derrumbe de Génova sube a 37, según la Delegación del Gobierno

El Gobierno italiano ha exigidio la dimisión de los directivos de la concesionaria Autoestrade per l'Italia, filial de Atlantia



EFE
15/08/2018


ROMA.- El balance de muertos por el derrumbe en un viaducto de Génova ha ascendido a 37, según ha informado la Delegación del Gobierno. Entre ellos habría tres menores de ocho, doce y trece años, según los datos proporcionados, por otra parte, por el ministro del Interior, Matteo Salvini, a través de su Twitter.

En un mensaje de las 7,44 horas (5,44 GMT), Salvini asegura que a esa cifra se ha llegado tras el trabajo desarrollado durante la noche por los servicios de emergencia.

El derrumbe se produjo en torno al mediodía local por causas que aún se desconocen y que deberán ser esclarecidas en una investigación que se iniciará en las próximas horas.

Numerosos vehículos se precipitaron al vacío desde decenas de metros al venir abajo un tramo de ese viaducto de más de un centenar de metros.

Salvini ha dado las gracias a todos los servicios de emergencia por su trabajo en este suceso y ha asegurado que el Gobierno cumplirá con el deber de "identificar a los culpables de este desastre, que no quedará impune".

En otro mensaje en la misma red Salvini añade que cuanto más piensa en los muertos de Génova "más rabia tengo" e insiste en que los responsables "con nombre y apellidos, pagarán caro".

 

EL GOBIERNO EXIGE DIMISIONES

 

Por otra parte, el Gobierno italiano ha exigidio la dimisión de los directivos de la concesionaria Autoestrade per l'Italia, filial de Atlantia y responsable del mantenimiento del puente que se derrumbó el martes en Génova (noroeste), y que ha causado la muerte a al menos 35 personas.

El ministro de Infraestructuras, Danilo Toninelli, aseguró en un mensaje en la red social de Facebook que "los directivos de Autostrade per l'Italia deben dimitir antes que nada" y avanzó que el Gobierno italiano ha "activado todos los procedimientos para la posible revocación de las concesiones y la imposición de multas de hasta 150 millones de euros".

"Si no son capaces de gestionar nuestras autopistas, el estado lo hará", apuntó.

Toninelli señaló que "en un país civilizado no se puede morir por un puente que se derrumba" y reiteró que los culpables "de esta injustificable tragedia deben ser castigados".

"Las compañías que administran nuestras autopistas se embolsan los peajes más caros de Europa, mientras que pagan concesiones a precios vergonzosos. Ingresan miles de millones, pagan unos pocos millones de impuestos y ni siquiera realizan el mantenimiento necesario para puentes y carreteras", expuso.

El ministro italiano adelantó que "se utilizará el Fondo de Emergencia de Protección Civil para restablecer el sistema ordinario de la zona afectada".

Para "la reconstrucción del puente Morandi", que "necesitaba mantenimiento desde hace décadas, se utilizarán los recursos del Plan Económico y Financiero de Autostrade, que se debatirá en septiembre, y otros recursos procedentes de dos fondos dedicados a intervenciones en infraestructuras".

Toninelli dijo que el Gobierno desarrollará "un verdadero plan Marshall" para garantizar el buen estado de las infraestructuras del país y consideró que es deber del estado "usar dinero público para el mantenimiento de estas arterias vitales del país, en lugar de desperdiciarlo en grandes obras inútiles".

El titular de Infraestructuras reaccionó así después de que en Italia se haya abierto un debate sobre el mal estado de las carreteras.

La noticia provocó que Atlantia se desplomara el martes en la bolsa de Milán, donde llegó a caer más del 10 % y vio su cotización suspendida, aunque finalmente cerró con un retroceso del 5,39 %.



Volver


diario del Altoaragon
® Copyright Publicaciones y Ediciones del Alto Aragón S.A. | Diseño y Desarrollo: WEBDREAMS